¿Qué es una Casa Pasiva?

Cuando alguien comienza la aventura de construirse su casa, suele preocuparse mucho por elegir un diseño atractivo, un técnico de confianza, un constructor con experiencia, dando mucha importancia a verse rodeado de buenos materiales y acabados, en definitiva, preocupándose mucho por lo “que se aprecia a simple vista”.

Pasamos mucho tiempo dentro de los edificios y en especial de nuestra vivienda, y muchas veces se pasa por alto que con un buen diseño pasivo y una buena técnica constructiva podemos influir en el confort y la salubridad de nuestra vivienda, que es al fin y al cabo, lo que genera la sensación de hogar. Este tipo de edificios garantiza además una factura energética muy reducida para el usuario.

Passivhaus es un estándar basado en un método de diseño y construcción, con el único objetivo de conseguir edificios confortables, controlando la temperatura, humedad, iluminación y calidad del aire interior. Para controlar todos estos aspectos, hay que esforzarse en los detalles que no se ven a simple vista, pero que al final, son el punto fuerte para conseguir una vivienda confortable, un hogar.

Puede optarse a la obtención del certificado oficial o, simplemente, diseñar la vivienda bajo los criterios del estándar. Siempre ahorrarás significativamente con respecto a una construcción convencional.